GroPro le dice adiós a los drones

GoPro, la empresa estadounidense mundialmente conocida por la producción y comercialización de cámaras personales de alta definición que son mayormente usadas e deportes extremos y tomas a cielo abierto ha decidido en este 2018 dejar de producir drones debido a sus bajas ventas.

Haciendo su aparición en el mercado en el año 2004, la primera cámara GoPro fue diseñada y elaborada por Nick Woodman, dueño y CEO de la empresa, quien la ideó con la finalidad de poderle mostrar al mundo las imágenes que él mismo observaba mientras surfeaba, pues ninguna de las que existían en el mercado le permitía hacerlo.

Tal fue su éxito que en el primer año de comercialización se vendieron 350 mil cámaras aunque principalmente se ofrecían en tiendas de accesorios para surf. La empresa ha ido creciendo de manera acelerada, ofreciendo productos cada vez de mejor calidad y con múltiples accesorios que le permiten al usuario retratar sus experiencias al aire libre.

Con la popularización de los drones, GoPro decidió apostar por este mercado con la puesta en marcha de su modelo Karma, que caló muy bien dentro del público, a pesar que en 2016 tuvo serios problemas con la batería lo que significó pérdidas para la empresa de más de 300 millones de dólares.

Aunque logró recuperarse en 2017 y se ubicó como el segundo mejor vendedor de drones en el mundo, las estrictas regularizaciones ambientales en Europa y Estados Unidos, además de la competitividad extrema del mercado llevaron a la empresa a detener la producción de cuadricópteros.

Por ahora, estarán disponibles únicamente las unidades quedan en stock, aunque GoPro seguirá ofreciendo soporte a los usuarios de Karma.

La empresa además anunció una reducción en su plantilla laboral de alrededor del 20%, quedando con una nómina de menos de 1000 empleados.

Deja un comentario