El súper bowl 2018, el más tecnológico de todos

El Súper Bowl es el encuentro de futbol americano que paraliza a todo Estados Unidos y gran parte del mundo año tras año y como suele ser costumbre la National Football League (NFL) realizó un gran trabajo en el área de innovación tecnológica dispuesta para la emocionante final.

Este domingo se calcula que más de 110 millones de personas en Estados Unidos se reunieron para ver a través de la televisión la transmisión del partido entre los Patriots y los Eagles, mientras que en el resto del mundo otros 100 millones pudieron disfrutar del encuentro que se daba desde el U.S. Bank Stadium de Minneapolis.

Según medios americanos, la NFL es el evento deportivo que más dinero mueve y genera en el mundo entero, con cifras que rondan los 823 millones de dólares, seguido no tan de cerca por los Juegos Olímpicos con cerca de 520  millones de dólares.

El balón que fue utilizado en el Súper Bowl LII tenía incluido un chip que permitió medir su velocidad, rotación, altura e incluso las veces que rebotó dentro del campo. Cifras que permitieron medir la calidad del producto y el estilo del juego que predomina en la NFL.

Un reconocimiento especial merece el nuevo estadio de los Minnesota Vikings que cuenta con tecnología de punta para enfrentar el frío invierno que se vivió el domingo, pues se calcula que la temperatura alcanzó los 17 grados bajo cero. Pero, el estadio cuenta con un caparazón de etileno tetrafluoroetileno, plástico liviano y transparente que permite la entrada de luz natural y el techo inclinado que evita la acumulación de la nieve.

Finalmente, las principales compañías de telefonía móvil reforzaron sus redes para cubrir la afluencia que se calcula fue de un millón de personas, presentes tanto en la ciudad como dentro del estadio.

Deja un comentario