Trucos para decorar el cuarto de los niños

Trucos para decorar el cuarto de los niños

La habitación de los niños es el refugio perfecto para ellos; allí nuestros hijos desarrollan sus fantasías infantiles y se convierte también en un lugar de recreación e interminables juegos, es además un sitio para la reflexión en momento de dificultad y sirve también de resguardo natural para ellos.

La idea de decorar el cuarto de los niños responde a una necesidad integradora, mas si tiene otro hermano, allí inician sus pasos para ir eliminando el egoísmo y al mismo tiempo fortaleciendo el respeto hacia las personas y sus propiedades, pues cada quien respeta lo del otro; de igual manera ayuda a la socialización del niño.

Sin embargo a medida que van creciendo las necesidades de decoración también varían, de manera que  no es lo mismo acondicionar la habitación de un bebé que la de un niño y menos la de un adolescente, cada una de ellas tiene sus necesidades específicas en cuanto al gusto del, infante, entre otros aspectos.

Algunas ideas para decorarlas

Sin lugar a dudas lo primero que se  debe tomar en cuenta es el espacio y la funcionalidad tanto para ellos como para los padres en el sentido de que se pueda ingresar con facilidad; una vez tendiendo esto claro, se da carta abierta para los demás pasos a seguir entorno a la decoración como tal.

Si el niño está en una edad donde la prioridad es el juego, entonces cuando iniciamos el proceso de decoración,  debemos pensar en dejarle un espacio para que realice sus actividades lúdicas y de entretenimiento de la manera más cómoda y confortable posible y no un lugar donde ni él quiera estar.

Se puede también dar al cuarto un lineamiento decorativo similar al del resto de la casa, siempre y cuando este estilo no perturbe al niño, sin embargo es recomendable darle al infante un sitio propio, de allí la necesidad de decorarle con elementos propios de su edad con los cuales se sienta integrado e identificado.

En el caso de los colores, estos deben ser preferiblemente aquellos que den luminosidad a la habitación, que reflejen al mismo tiempo calidez y tranquilidad, que no perturben el estado de ánimo del niño, sino que contribuya con su paz.   

Deja un comentario