Uruguay y sus sabores

uruguay-turismo-cultura

La cocina uruguaya cuenta con una gran variedad de platos, por esa razón su gastronomía es muy reconocida en el mundo, pues los propios nativos de estas tierras se han encargado de mostrarla sin reparo en los países en los cuales han emigrado y se han quedado tomándolos como su propia nación. 

Una de las vertientes culinarias del Uruguay que resalta en cualquier momento, es la repostería, sus dulces son verdaderamente obras de arte, todas unas piezas de exquisito e inigualable sabor,  bajo ese panorama de sabor sinigual, podemos encontrar sin duda alguna la conocida torta frita. 

Este suculento plato, de fácil preparación, se puede consumir en cualquier época del año, pero definitivamente  va muy bien en la temporada fría o de lluvias de la nación sureña, y si se acompaña con un café bien caliente, bajo el abrigo de una buena chimenea,  y acompañado de tus amados familiares, pues es mucho mejor. 

Cómo se prepara la famosa torta frita

Este plato de la cocina uruguaya no tiene mayores, complicaciones en realidad, además se utilizan ingredientes que son fáciles de conseguir en el mercado, de manera que no importa si está en Uruguay o fuera de esa nación para poder disfrutar cada trozo de este delicioso plato, emblema de la culinaria charrúa.   

Para su elaboración vamos a necesitar los siguientes ingredientes: harina de trigo, la ralladura de un limón, un huevo, sal, polvo de hornear  y azúcar en cantidad necesaria, también vamos a requerir leche líquida y por supuesto el aceite vegetal con el cual procederemos a freír esta mezcla. 

Se mezclan todos los ingredientes hasta que se unifiquen y lograr obtener una masa, la cual dicho sea de paso, debe ser lo suficientemente  suave, una vez tengamos la contextura deseada, procedemos a elaborar una circunferencias no muy grandes, estas bolitas deben ser estiradas y conseguir un espesor que no supere el ancho de centímetro.

Estas laminitas logradas se vierten en el aceite bien caliente de un sartén por un tiempo no mayor a un minuto por lado y lado, aun calientes se les cubre con algo de azúcar por encima y ya quedan listas para comerlas y disfrutarlas. 

Deja una respuesta